Combinación de vitaminas, minerales quelados, aminoácidos y hierbas que trabajan conjuntamente para otorgar apoyo al sistema circulatorio.

Vitamina C: Es un antioxidante que se requiere para el crecimiento y la reparación de los tejidos. Esta vitamina aumenta la absorción de hierro, reduce el colesterol, disminuye la presión arterial y previene la aterosclerosis.

Potasio: Trabaja así como el sodio para regular el cómputo del agua en el cuerpo y normalizar el ritmo cardiaco, ayuda a mantener el equilibrio de líquidos anatómicos y a desechar las toxinas del cuerpo y mejora la función muscular (aun del músculo cardíaco).

Magnesio: Facilita la absorción del calcio y el potasio. Este mineral resguarda el recubrimiento de las arterias del agobio, tiene la propiedad de reducir los niveles de colesterol y de prevenir trastornos cardiovasculares.

Cisteína: Ayuda a la formación de la piel, a desintoxicar el organismo de toxinas nocivas, protege el hígado y el cerebro.

Vitamina E: Al actuar como un antioxidane previene trastornos cardiovasculares, como infartos y derrames, ya que disminuye los efectos nocivos del colesterol y ayuda a reducir los procesos inflamatorios relacionados con las cardiopatías.

Vitamina B5: Ayuda al organismo a usar carbohidratos, grasas y proteínas, puede aminorar las migrañas y la acidez gástrica

Vitamina B6: Evita que los glóbulos rojos se vuelvan pegajosos y se agrupen. Cuando esto sucede, las células liberan substancias que ocasionan la aterosclerosis (depósitos que tapan las arterias), con lo que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y derrames.

Selenio: Actúa como un antioxidante que bloquea los radicales libres, protege al corazón al aligerar la viscosidad de la sangre y reducir el peligro de coágulos, aumenta la proporción entre el colesterol bueno
y el malo. El selenio y la vitamina liposoluble E trabajan sinérgicamente para producir anticuerpos y preservar la salud del corazón.

Metionina: Es un aminoácido esencial que ayuda a descomponer las grasas, por tanto, evita que en el hígado y en las arterias se acumule la grasa que podría obstruir el flujo sanguíneo hacia el cerebro, el corazón y los riñones.

Vitamina B3: Libera la energía, genera hormonas, elimina las toxinas, ayuda a reducir los niveles de colesterol y mejora la circulación.

Rutina: Es un flavonoide con propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, mejora la circulación por sus propiedades vasodilatadoras.

Bioflavonoides: Son capaces de reducir la inflamación, de combatir los radicales libres, fortalecer la inmunidad, robustecer los vasos sanguíneos. Protegen contra cardiopatías y otros trastornos circulatorios.

Vitamina liposolubre A (retinol): Su papel es vital en el ciclo visual. Ayuda a prevenir enfermedades de los ojos tales como ceguera nocturna y miopía.

Vitamina B2: Libera la energía, ayuda en el crecimiento y desarrollo, es necesaria para los ojos y para el mantenimiento y utilización de las proteínas.

Inositol: Esta vitamina ayuda a reducir el nivel de colesterol, a prevenir el endurecimiento de las arterias.
Es provechoso para el metabolismo de las grasas y el colesterol.

Vitamina B12: Esta vitamina le ayuda al ácido fólico a regular el desarrollo de los glóbulos rojos de la sangre. La familia de la vitamina B puede proteger al corazón, al quitar la homocisteína de la sangre.

Espino: Ayuda directamente a las funciones del corazón, aumenta el suministro de energía al corazón y su capacidad de bombeo. Mejora el flujo sanguíneo en las arterias, puede reducir la presión arterial.

Cromo: Ayuda a degradar grasas, con lo que puede reducir los niveles de colesterol en la sangre y acrecentar el bueno y con ello aminorar el peligro de cardiopatías.

Calcio: Ayuda en contracciones musculares y cardíacas.

Coenzima Q10: Mejora el corazón y la circulación en casos de insuficiencia cardíaca, músculo cardíaco desgastado, hipertensión arterial, alteraciones de la frecuencia cardíaca y angina de pecho.

Ácido Fólico: Evita defectos de nacimiento y reduce el riesgo de cardiopatías.

Cobre: Puede ayudar a prevenir la hipertensión arterial y las perturbaciones de la frecuencia cardiaca (arritmias).

QUIÉNES PUEDEN TOMAR MEGA-CHEL

Personas que deseen fortalecer su sistema circulatorio, con problemas de circulación como hipertensión, várices, calambres, aterosclerosis y colesterol alto.

BENEFICIOS

– Provee apoyo al sistema circulatorio.

– Fortalece las arterias, venas y capilares.

– Mejora la circulación.

– Disminuye la presión arterial.

– Apoya en trastornos del ritmo cardíaco.

– Fuente de vitaminas y minerales quelados para su mejor absorción.

INGREDIENTES

Vitamina C (ácido ascórbico), gluconado de potasio, fosfato dicálcico, óxido de magnesio, l-cisteina, vitamina liposoluble de tipo E (d tocoferol), celulosa microcristalina, ácido esteárico, vitamina B5 (ácido pantótenico), ácido paraminobenzoico, vitamina B1 (tiamina), estearato de magnesio, goma de celulosa, vitamina B6 (clorhidrato de piridoxina), selenio (AQ*}, l-metionina, vitamina B3 (niacina), rutina, bioflavonoides de limón (Citrus limon), silicato de magnesio, vitamina liposolubre A (retinol), dióxido de silicio, vitamina B2 (riboflavina), fumarato ferroso, manganeso (AQ*), inosiltol, óxido de zinc, aceite de hígado de bacalao (Gadus Morrhua), betacaroteno, vitamina B12 (cianocobalamina), bayas de espino (Crataegus oxycanthoides), cromo (AQ*), magnesio (AQ*), gluconato de zinc, calcio (AQ*), biotina, coenzima Q10, vitamina liposoluble de tipo D, ácido fólico, yoduro de potasio, gluconato de cobre. *Aminoácidos quelatados

RECOMENDACIÓN

Tome una tableta al día. De preferencia ya antes de un alimento.

PRESENTACIÓN

Contenido neto: ..90 tabletas de 1,3  g c/u

Abrir chat